Muchos padres y madres se ven ante el dilema de mandar o no a sus hijos a un campamento en vacaciones. En este artículo queremos echaros una mano contándoos qué debéis tener en cuenta a la hora de elegir un campamento de verano en inglés.

Elegir un campamento de verano en inglés y dejar en otras manos, que no son las tuyas, a tus hijos e hijas, no es una elección fácil. Si es tu caso, seguramente hayas mirado diferentes opciones y aún sigas con dudas. Por eso en este artículo hemos decidido darte las claves para poder tomar la mejor decisión y dar con la tranquilidad y seguridad que andas buscando.

8 cosas que debes tener en cuenta para elegir un campamento de verano en inglés

Los monitores

Una de las primeras cosas que conviene preguntar es la cualificación de los profesores. Es importante que los profesores cuenten ya con experiencia y estén altamente cualificados.

Nadie quiere dejar a sus hijos en manos de un adolescente sin experiencia. Por eso, los campamentos de verano en inglés que cuentan con profesores cualificados son de mayor calidad y suelen ser sinónimo de entretenimiento, aprendizaje y sobre todo, de calidad.

La seguridad

En relación con el punto anterior está también la seguridad. Es importante que el campamento que elijas cuente con medidas de seguridad y normas de convivencia. Que tus hijos estén supervisados en todo momento y en un contexto seguro que no entrañe riesgos ni peligros.

Las actividades

Está bien que aprovechemos el campamento de verano para que refuercen su nivel de inglés, pero tampoco debemos olvidar que es su momento de vacaciones. Se merecen descansar, desconectar y vivir nuevas experiencias en compañía de sus nuevos amigos.

El aprendizaje

Como decíamos, los campamentos de verano son una magnífica manera de que los más pequeños sigan aprendiendo. En este sentido, los campamentos de temáticas, como lo de inglés, surf o música suelen ser las mejores opciones.

La atención

Si no recibimos una buena atención y toda la información necesaria, ya podemos hacernos una ligera idea del tipo de campamento que es. A veces nuestro instinto es capaz de darnos información añadida.

También puedes recurrir a opiniones de terceros, comentarios, valoraciones, etc. Son otro indicativo importante.

Fechas y duración

Las fechas y la duración no son menos importantes. En esta época del año lo común es que muchos padres y madres se vean ante el dilema de qué hacer con sus hijos ahora que no tienen clase.

Las mejores opciones suelen tener lugar en julio, así podemos disfrutar de nuestros hijos/as en agosto, mes en el que es más frecuente contar con vacaciones.

La frecuencia idónea suele ser de una a dos semanas. Lo suficiente para echarse en falta y que no caer en la monotonía y el aburrimiento. Es la duración perfecta para quedarse con ganas de más de cara al próximo año.

Tu hijo o hija

Otra cosa que hay que hacer a la hora de elegir campamento de verano en inglés es tenerles en cuenta a ellos e involucrarles en la decisión. Aunque bien es cierto que a nuestros campamentos de verano hay algunos niños y niñas que vienen con timidez y miedo porque es una decisión que han tomado sus padres de manera unilateral (y luego son ellos los que disfrutan como los que más), lo ideal es animarles y tomar la decisión conjuntamente.

El tamaño del campamento

El número de monitores en comparación con el número de plazas no es menos importante. En un campamento masificado probablemente los niños y niñas no reciban la atención necesaria, y corran riesgos como decíamos con anterioridad.

Resulta crucial consultar cuántas plazas hay y para qué rangos de edad.

En último lugar, no queremos perder tampoco la oportunidad de hablarte de las colonias urbanas en Ermua, otra alternativa a los campamentos de verano en inglés y en las que tus hijos/as pueden seguir disfrutando de las ventajas de aprender inglés desde pequeños. Si aún crees que es demasiado pronto tal vez sea esta la opción que andas buscando 😉

5 (100%) 1 vote